La nueva cara de los seguros.

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

CDMX: 5255-9200 Interior de la república: 800-800-1107
contacto@inter.mx

Blog

HomeSin categoríaDel caballo al motor: el origen del Seguro para Coches

Del caballo al motor: el origen del Seguro para Coches

Más de un siglo después de la invención del auto, hoy en día es prácticamente imposible imaginarnos una sociedad sin la velocidad de las autopistas y los millones de carros que circulan por las carreteras. Pero por allá en la primera mitad del siglo XVII ya estaban surgiendo las bases del seguro para coches; eso sí, pensados para caballos.

Cuando aparecieron los primeros automóviles la gente pensaba que se trataba de máquinas de mal augurio que irritaban a los animales y pondrían en peligro a los niños. Aunque es difícil saber la fecha exacta de la llegada del primer coche a México, un artículo de 1925 de El Universal señala que fue en 1895 gracias a un norteamericano de nombre William Rex.

El mundo de los carruajes

En 1886 empezó a circular por primera vez un coche con motor. Sin embargo, desde hace muchos siglos atrás la humanidad se había movilizado por medio de caballos y carruajes.
Como sucede con todo medio de transporte, los accidentes eran comunes y a la gente le preocupaba lo que podía suceder por descuido de un conductor. Ante esto, en 1821 en París apareció el primer seguro para coches que cubría responsabilidades civiles. Con esto, si un conductor de carruaje impulsado por caballos sufría un accidente, la compañía aseguradora cubrirá el valor de los daños causados a cambio de un cobro previo. Muy similar al modelo que tenemos ahora.

El primer seguro de coche a motor

En 1885 Karl Benz patentó por primera vez un vehículo impulsado con motor de gasolina. Este invento tardó en popularizarse debido a su alto costo y para principios del siglo XX eran tan solo un lujo que pocos se podían dar.
Aunque hay varias versiones al respecto, se cree que el primer seguro para un auto moderno fue emitido por la empresa Travellers Insurance en febrero de 1889, en Estados Unidos para el vehículo de un doctor llamado Truman J. Martin.

Puesto que ya existían los seguros para coches impulsados por caballos, no fue necesario crear un novedoso sistema para cubrir este nuevo modelo. Sin embargo, el seguro que compró aquel doctor por tan solo 12 dólares tenía una particularidad a comparación de los seguros de hoy en día: no lo cubriría si chocaba contra otro auto con motor. En realidad, nadie creía posible que se fuera a encontrar con otro coche así por la calle.

Las ciudades han evolucionado frenéticamente desde entonces y ahora podemos ver autos por todos lados. Hoy no puedes confiarte tanto como el doctor Martin hace 100 años, cotiza ya tu seguro para coches con INTERprotección, el mejor broker de seguros de todo México.

Sorry, the comment form is closed at this time.